jueves, 18 de septiembre de 2014

Club de Lectura en ZARAGOZA

El próximo 29 de septiembre, a las 19:30 horas
el club de lectura de Ámbito Cultural de Zaragoza, 
dedicará la sesión a la novela 
Babas de caracol (Plataforma editorial, 2014), 

El acto será presentado por
Merche Llop Alfonso, escritora,
y contará con la participación de
María García-Lliberós, autora del libro.

Se celebrará en la sala del Ámbito Cultural 
de El Corte Inglés,
en Paseo de independencia, 11, 2ª planta, Zaragoza.


Se aconseja que los asistentes acudan con la novela leída.

jueves, 11 de septiembre de 2014

lunes, 1 de septiembre de 2014

"Cuida de Chester", de Guillermo Galván

Ediciones Evohé, 2013
230 páginas.

     Esta novela fue escrita entre junio de 2001 y enero de 2013, durante casi doce años, aunque sospecho que de forma discontinua pues el autor, en ese período ha dado a la luz otras obras. Las fechas evidencian un proceso de escritura difícil lo que se ha traducido, también, en una lectura compleja. Su temática se aleja del resto de las obras de Guillermo Galván como un verso suelto que ha ido a su aire e incluso la prosa, siempre correcta del autor, ha de adaptarla al terreno vaporoso, inconcreto, confuso que requiere sumergirse en la mente enrevesada de una mujer aquejada de esquizofrenia.
     La estructura descansa, en principio, en dos voces narradoras: la de Bea, a través de sus manuscritos enviados por correo y la de la amiga periodista, receptora de las mismas. Las cartas proceden, aparentemente, de Praga y, luego, de Budapest, lugares a los que ha ido Bea obsesionada en obtener respuestas a su fobia a los espejos. El recorrido por estas ciudades permite al autor describir rincones interesantes y utilizar la música como elemento del escenario novelesco y presentar personajes que viven en la mente de Bea. Ella busca un libro, El durmiente, escrito por un húngaro, que trata del ser que vive en los espejos y nos revela nuestro otro yo cuando “cae la máscara” con la que nos cubrimos. A Bea le aterrorizan los espejos porque cuando se mira no se reconoce. Necesita matar a su durmiente para liberarse. Es una mujer con tendencias autodestructivas, obsesionada con la literatura y la muerte, víctima de la creencia de que su padre la espiaba desde pequeña a través de un espejo en su dormitorio que era una ventana desde la habitación colindante, que deseó la muerte de su padre, que poseía el don de prever el futuro exterior a ella.
     La novela, aunque el editor en la portada la califique de intriga, es un relato muy intimista, un análisis psicológico de la mente enfermiza de Bea, una mujer rebuscada, insatisfecha con su vida y sin ganas de cambiarla, cautiva de un pesimismo vital, con un final sorprendente en el que las dos voces narrativas se confunden tal vez porque cada una se encontraba a uno de los lados del espejo.
     Una novela que contiene pensamiento sobre la identidad y la imagen con un exceso de retórica que ralentiza la lectura. Ésta, sin embargo, a pesar de exigir al lector mayor esfuerzo del habitual, obliga a saber cómo acaba.

      María García-Lliberós

martes, 12 de agosto de 2014

"Pacto de lealtad", de Gonzalo Giner


Editorial Planeta, mayo 2014, 1ª edición.
633 páginas.

He aquí una novela ingeniosa que aborda un tema poco explotado: el papel que jugaron los perros en situaciones de conflicto. Se sustenta en tres protagonistas principales –Zoe, Luther y el perro Campeón- y un buen puñado de secundarios de perfiles bien diseñados. La acción discurre en
España, en el período que va desde 1935, meses antes de estallar la Guerra Civil, a 1939, con algunas incursiones fuera de la península (Alemania, Suiza, sur de Francia, Argentina y norte de África).
Zoe es hija de un respetado veterinario, que aspira a ejercer ese oficio y que, tras la muerte de su marido, queda en una precaria situación que la conducirá a padecer un sinfín de peripecias. Es una auténtica heroína y enamora al lector con su carácter noble, valiente y generoso. Pero lo mejor del libro es que, de su mano, aprendemos en qué consiste una unidad canina sanitaria de Cruz Roja y el papel que cumplió en la contienda localizando heridos o minas y, en definitiva, salvando a personas de una muerte segura.
Luther es otro veterinario experto en genética, obligado por los nazis a emplear sus conocimientos en la cría y entrenamiento masivo de perros de guerra, agresivos, de enorme crueldad, preparados para el ataque y para ejercer de guardianes de los campos de concentración. También se le encomendó la tarea de recuperar viejas razas caninas desaparecidas, auténticamente alemanas, a partir de sus posibles descendientes. Se sabe que cuando la Legión Cóndor estuvo en España apoyando las fuerzas de Franco, aviones enteros fueron embarcados de perros perdigueros con destino a la Alemania nazi.
En algún punto de este interesante relato, ambos protagonistas cruzarán sus vidas y protagonizarán juntos aventuras llenas de peligros. Enseñarán a los alanos a ser perros mensajeros a través de rutas impracticables de los Pirineos, ayudando a los servicios de espionaje de la República. El libro es un homenaje a los perros y sus enormes capacidades, a la profesión veterinaria que nos la muestra el autor bajo una perspectiva muy atractiva, y, en especial, a la mujer veterinaria y, a pesar de un final demasiado complaciente con el lector y algunos pasajes poco creíbles, la novela se lee con enorme agrado por lo que cuenta y por cómo lo cuenta, con una estructura y una prosa ágiles y visuales.
Una lectura muy recomendable.

María García-Lliberós


jueves, 31 de julio de 2014

"La pena máxima", de Santiago Roncagliolo


Ed. Alfaguara, 2014
319 páginas.
18,50 € en papel; 9,99 € ebook.

Santiago Roncagliolo
           






          A Félix Chalcatana Saldívar, el protagonista de esta historia, lo conocíamos de Abril rojo (Premio Alfaguara 2006) y es una de las mejores creaciones del autor. Entonces era ya un fiscal, pues la acción estaba situada en el 2000. Recuperarlo en esta novela es un acierto, porque desde la primera página coloca al lector en una actitud bien predispuesta hacia él y, por tanto, hacia la lectura. Adelantemos que, si bien no supera la maestría de la novela mencionada, tampoco defrauda.
            En esta ocasión, Chacaltana es sólo un funcionario del ministerio de Justicia peruano del escalafón más bajo, y no porque su oficina se encuentre en un sótano, sino por la plaza que ocupa de auxiliar de su archivo con, eso sí, acceso a las denuncias que ante esa administración se presentan, una fuente de información valiosísima para su carácter escrupuloso en el cumplimiento de sus funciones y vocacional en cuanto a la persecución del delito. Demasiado escrupuloso en opinión de sus jefes. 
              El mundo de Chacaltana es limitado: se reduce a su madre, Cecilia, con la que pretende casarse, su jefe inmediato, con quien mantiene una relación singular, y su amigo Joaquín con el que juega al ajedrez. Chacaltana es una buena persona, incapaz de hacer daño a nadie. Su encanto se encuentra en esa mezcla de ingenuidad, culto a la lógica en un país que hace gala de su ausencia, inteligencia y sencillez. Provoca en el lector ansia por protegerlo, y él no hace más que colocarse en situaciones de peligro.
            Durante los mundiales de fútbol de 1978, celebrados en Argentina, Joaquín desaparece misteriosamente, no sin antes dejar en la oficina de Félix una denuncia sobre una extraña migración irregular de un menor que se convertirá en la única pista para desentrañar su inminente asesinato. Chacaltana como buen funcionario y leal amigo, iniciará el procedimiento a su manera, lo que le conducirá a conocer la complicidad del Perú con los regímenes militares de Argentina y Chile, entonces bajo terribles dictaduras, y el horror practicado por los servicios de inteligencia. Una trama bien encajada, que sigue con fidelidad los partidos de fútbol que la selección de Perú jugó en aquel mundial y que van dando título a los sucesivos capítulos.
            La combinación de sentido del humor, misterio, política y un toque de romanticismo, junto a una prosa ágil, garantiza una lectura entretenida a la par que interesante.

            María García-Llberós

jueves, 17 de julio de 2014

El análisis de González de la Cuesta sobre "Babas de caracol"

Escrito por González de la Cuesta, en su blog La escritura esférica



Lo único que se me ocurre decir de la novela “Babas de Caracol” es que es una gran novela; una obra de madurez literaria de la escritora valenciana María García-Lliberós, que nos retrotrae a esa gran literatura de novelas que se construyen en torno a la vida de un personaje, como puede ser Onofre Bouvila en la “Ciudad de los Prodigios” de Eduardo Mendoza, o la princesa Selma, maravilloso personaje femenino de la novela “De parte de la princesa muerta”, de la escritora Kenizé Mourad, entre otros. Porque “Babas de Caracol” narra la vida de Berta Astomi Ferrán, una mujer de armas tomar, que transita con su existencia a lo largo del siglo XX, en la que la autora focaliza las miserias de la alta burguesía valenciana durante casi cien años de grandes e importantes cambios sociales. Berta Astomi, una muchacha criada entre los algodones de una familia terrateniente, con grandes extensiones agrarias cercanas a Valencia, ve cómo su carácter alegre y abierto de la juventud se va agriando por la ruptura de un amor equivocado, las presiones de una sociedad muy cerrada sobre sí mismo, y por una familia opresiva, gobernada por un padre demasiado autoritario, hasta convertirse en un mujer huidiza del mundo, con una sola obsesión: cumplir una venganza, para que su nombre quede limpio entre sus descendencia, para la posteridad.
     Este es el hilo argumental de una novela que está perfectamente trazada en sus tempos narrativos, yendo y viniendo del pasado a la actualidad, con una discreción que, a veces, se hace imperceptible. No significa esto que no sepamos en qué momento se encuentra la narración, sino que el fundido que nos traslada de la época pasada a la actual se hace con suma delicadeza. De tal manera que el otro personaje principal, Pedro Ribera, afamado escritor sobre el que recae el encargo de Berta de ajustar cuentas con su pasado a través de la literatura, se mueve con absoluta libertad entre su vida, en plena reconstrucción emocional, y la de Berta Astomi, mediante el proceso de escritura de una novela, que acabará liberando a ambos personajes, Pedro en el presenta y Berta en el pasado, de sus fantasmas.
    En síntesis, “Babas de Caracol” es una novela imprescindible para cualquier amante de la literatura, con unos personajes, principales y secundarios, muy bien construidos, que retratan perfectamente la mentalidad de una época, y las grandezas y miserias de los humanos, plagadas de emociones, odios, amores, virtudes y venganzas, impecablemente escrita y narrada. Una obra con la que podemos decir, que María García-Lliberós ha alcanzado la madurez literaria y narrativa. Encontrarse con una novela así, en una época de tantas banalidades convertidas en libro, es una suerte y una esperanza, que nos deja entrever que más allá de la mercantilización de la escritura, se sigue haciendo muy buena literatura.   

martes, 8 de julio de 2014

"Yámana. Tierra del Fuego", de Emi Zanón

Carena editors, SL. Valencia, 2014.
233 páginas.
16,00 €.

Segunda novela de Emi Zanón después de haber quedado finalista del Premio de Novela Fernando Lara con Su último viaje.
Yámana, Tierra del Fuego se teje en torno al personaje de ficción Kryzsztof Wazyk, antropólogo polaco, Premio Nobel de la paz en 1946, inspirado, a su vez, probablemente, en el misionero Martín Gusinde, antropólogo y estudioso de los indios de Tierra del Fuego con los que convivió 22 meses y de cuya experiencia dejó abundante documentación escrita, aunque con menor reconocimiento público pues nunca tuvo tan preciado galardón.

Emi Zanón
El libro se estructura en dos partes bien diferenciadas y un epílogo. La primera, y la más interesante, toma como escenario Punta Remolino (Isla Grande de Tierra del Fuego), ocupada por los indios Yámana en 1923, nombre que significa pueblo del mar, una comunidad integrada en su entorno, generosa y acogedora que aceptó de buen grado la permanencia entre ellos de Wacyk, a pesar de la negativa experiencia de sus contactos con el hombre blanco desde que Magallanes llegó en 1520.
El texto mezcla elementos de la novela de aventuras y del ensayo científico. Wazyk es un aventurero, un valiente, un pacifista y un hombre atractivo alejado de su familia sensible a los encantos de la bella indígena Kamanakar. También es un investigador y, por tanto, un estudioso y un observador concienzudo, sin interferir en la cotidianidad de los indígenas, de cuya mano iremos conociendo la cultura, forma de vida y de relacionarse de estas gentes, creencias religiosas, mitos, leyendas, lenguaje, alimentación y un sinfín de actitudes ante los hechos que depara la existencia. Llegará a la conclusión de que cuánto más primitivo es un pueblo mayor es su respeto al medio natural. En la historia destacan personajes como Shikz, un jefe de familia nómada del mar, pues viven en una canoa, o Felipe Antonio, el intérprete, hijo de un misionero y una india con el que trenzará una buena amistad, o con Tesk el chamán visionario, que lo aceptará hasta tal punto que permitirá a Mank’ácen, como lo llaman (el “cazador de sombras” porque hacía fotos) participar en la ceremonia del Kina para experimentar el Gran Silencio y aprender la magia y el código ético de los Yámana, en nada inferior al de los pueblos considerados civilizados.
Esta parte es amena, está escrita con agilidad y resulta instructiva. Se lee con interés. Las descripciones paisajistas son hermosas y ricas, en correspondencia con la impresionante belleza de Tierra del Fuego, un enclave que visité hace algunos años y motivo por el que este libro me atrajo de inmediato.
La segunda parte transcurre en Oslo (Tierra de Vikingos), veintitrés años más tarde de su regreso a Europa, en 1946, con ocasión de la recogida del Nobel de la Paz. La autora lo aprovecha para deslizar un discurso, en boca del galardonado, optimista, en el sentido de esperanzador, sobre la necesidad imperiosa del respeto, hermanamiento y paz entre los hombres, al tiempo que cuestiona la teoría evolucionista de Darwin. La ocasión propicia el reencuentro con quien fue su esposa y ajustar cuentas entre ellos. En esta parte la novela pierde fuelle y se torna convencional.
Por fortuna Emi Zanón encuentra la forma de hacer regresar al protagonista a Tierra del Fuego y finalizar su relato con un canto al amor como elemento de salvación.
Recomendable sobre todo para los lectores que quieran aprender deleitándose.

María García-Lliberós

martes, 1 de julio de 2014

"El gobierno de las damas", de José Miguel Borja

Con grabados de Nassio Bayarri.
El Búho de Minerva Ediciones, 2014

345 páginas.

            José Miguel Borja (Gandía) gusta definirse como un librepensador y lo es, al igual que un hombre que derrocha sentido del humor, tolerancia, amor a la vida y curiosidad por el mundo que le rodea. Estas cualidades se reflejan en su obra literaria, amplia y variada y, en especial, en sus novelas. Una novela de José Miguel Borja garantiza la sonrisa del lector en
cada una de sus páginas y, de vez en cuando, incluso, la carcajada. El gobierno de las damas es un libro divertido que está muy bien escrito. En su conjunto puede calificarse como de una ucronía o utopía aplicada a la historia, utilizando personajes históricos y manipulando la realidad para aproximarla al ideal conformado por la fantasía.
            La acción se ubica temporalmente en el siglo XV, el siglo de oro valenciano, bajo el reinado de Alfonso el Magnánimo, que lo era también de Aragón, Cataluña, Mallorca y Nápoles. Aprovechando una campaña del rey en Cerdeña para sofocar una revuelta y que prolongará luego en Nápoles, su esposa, la reina María de Castilla, una mujer decidida a cambiar las cosas, llevará a cabo el sueño de constituir un gobierno de mujeres. Convencida de la igualdad de derechos entre ambos sexos, se propuso que la concordia y la tolerancia se impusieran en la relación entre ellos. La reina asumirá las relaciones diplomáticas y las de orden interno, Salomé Santángel, hija del banquero, se responsabilizará de las finanzas, Tecla Borja, sobrina de Alfonso Borja quien luego será el papa Calixto III, asumirá el ministerio de felicidad y tolerancia, Scheherezade, esposa del farmacéutico, se dedicará a la sanidad y sor Isabel de Villena de las difíciles relaciones con el estamento religioso. Tan singular gobierno, se apresurará a sustituir los espectáculos de quema de herejes en la plaza pública llevados a cabo por la Inquisición, por lecturas gozosas del Tiran lo Blanc, con gran éxito popular. Asimismo, abrieron la primera escuela de poesía y el primer manicomio de Europa (el del padre Jofré), abolieron el derecho de pernada y el cinturón de castidad y ampliaron en lo posible las libertades civiles para propiciar una atmósfera que favoreciera la abundancia de personas felices o, al menos, con buen humor que son las que mejor saben enfrentarse a los despropósitos que ofrece la vida.
            La novela se estructura como un relato torrencial, en capítulo único, en el que con la astucia narrativa que otorga el oficio, José Miguel Borja nos va contando anécdotas y pequeñas historias que afectan a Ausias March, alconero del rey además de poeta enamorado de Tecla Borja, de carácter escrupuloso, preocupado por conjugar el amor carnal, del que estaba muy necesitado, con el espiritual, cuya ausencia temía, a Alfonso de Borja y al propio rey en escenarios tan dispares como Valencia, Nápoles, Roma, París y hasta la China.
            El amor, los celos, la venganza, el deseo, el placer, siguen siendo los móviles de la conducta humana, mediatizados en ocasiones por la magia y la imaginación, el conocimiento de sucesos que ocurrirán siglos más tarde, porque todo cabe en esta historia llena de agudezas en la que la crítica a cualquier poder, por dura que sea, se presenta envuelta en inteligencia, ironía y sarcasmo.
            Una lectura ideal para los meses estivales, amenizada por los grabados de Nassio Bayarri, un nigromante en la novela y estrecho colaborador del gobierno de las damas.

            María García-Lliberós

Reseña publicada en POSDATA, el suplemento cultural de LEVANTE, el viernes 27 de junio de 2014.

jueves, 19 de junio de 2014

LECTURAS PARA EL VERANO DE 2014. Mis recomendaciones

1.- Constance, de Patrick McGrath.

Literatura Random House, 2014. 
224 páginas. 
19,90 € en papel y 10,99 € en ebook.
     Constance es una joven que padece un desequilibrio mental con causa en su pasado. Intuye un oscuro secreto sobre sus orígenes que le hace incapaz para la felicidad. Se casará con un hombre veinte años mayor, sobre el que proyectará la aversión hacia su padre. Descubrir el secreto familiar no mejorará las cosas. La novela es un intenso drama que el excelente pulso narrativo de McGrath convierte en genial. Hay mucho talento literario en este suspense psicológico, a pesar de un final más que discutible.

2. Pena máxima, de Santiago Roncagliolo.
Editorial Alfaguara, 2014

392 páginas. 
18,58 € en papel y 9,99 € en ebook.

Coincidiendo con el mundial del fútbol en Argentina de 1978, un hombre es asesinado en una calle del centro de una ciudad peruana, a plena luz del día. Pero nadie ha visto ni oído nada, pendientes del partido de la selección peruana. Novela negra, psicológica y política que recupera al inolvidable investigador Félix Chacaltana (protagonista de Abril rojo), singular narrador y conocedor de la realidad del país en los años de la dictadura (1968 - 1980).
Reseña en este blog.

3. El jilguero, de Dona Tartt.

Ed. Lumen, 2014
Premio Pulitzer
1.152 páginas. 24,90 € en papel y 12,99 el ebook.

Theo Decker, cuando era un niño, vio morir a su madre en un atentado terrorista en el Museo metropolitano de Nueva York. Lo recuerda junto a la imagen de un jilguero de plumas doradas, un cuadro espléndido del siglo XVIII que desapareció entre polvo y cascotes, porque se lo llevó él. El hecho le cambió la vida. Las drogas, la indiferencia del padre, las malas amistades parecían conducirlo a una vida de delincuencia. Pero nada estaba escrito. 
Las novelas de Tartt suelen ser largas, están maravillosamente escritas, comienzan con un asesinato y tienen un poso dickensiano.

4. Tres noches, de Austin Wright.

Editorial Salamandra, 2014.

384 páginas. 20,00 € en papel; 10,99 € el ebook.

Susan recibe de su ex marido, del que no ha tenido noticias en más de una década, el manuscrito de una novela para que la lea. La lectura de Animales nocturnos le ocupará tres noches, le creará tensión, pues se trata de un relato de suspense muy bien construido que, a su vez se proyectará sobre su vida, su actual matrimonio y sus recuerdos del pasado. Una novela psicológica de enorme interés.

4. Pacto de lealtad, de Gonzalo Giner.

Editorial Planeta, 2014
633 páginas. 21,00 € en papel; 9,49 €, en ebook.

Un homenaje a la lealtad de los perros y sus capacidades en situación de conflicto, a la profesión veterinaria y a las primeras mujeres que la ejercieron. Una trama interesante ubicada en la España entre 1935 y 1939. Personajes heroicos y perros que ejercen funciones de localización de heridos y minas, de guías, de mensajeros, de espías y, también, los otros, los entrenados especialmente para el ataque y la vigilancia de prisioneros en los campos de concentración nazi. 
Reseña en este blog.








martes, 10 de junio de 2014

¡Estaré en la Feria del Libro de MADRID!


EL PRÓXIMO SÁBADO, 14 DE JUNIO, DE 12 A 14 HORAS

ESTARÉ EN LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID.

CASETA Nº 168, DE PLATAFORMA EDITORIAL.

FIRMARÉ EJEMPLARES DE MIS NOVELAS:

BABAS DE CARACOL Y LUCÍA O LA FRAGILIDAD DE LAS FUERTES




lunes, 9 de junio de 2014

"Las semillas del Madomus", de Bel Carrasco


Editorial Versátil. 
349 páginas.
17,50 €
Bel Carrasco








La trayectoria de Bel Carrasco (Valencia, 1952) como novelista se inició el pasado año con la publicación de El relojero de Real (Ed. Atlantis), una historia local que se lee con agrado pero que queda empequeñecida ante Las semillas del Madomus, una obra que, por su envergadura, supone un paso de gigante como escritora y la introduce en la lista de autores valencianos a tener muy en cuenta a partir de ahora.
Las semillas del Madomus entra de lleno en el género fantástico y, siendo una lectura para jóvenes y adultos, nos retrotrae a la época gozosa de la infancia, en la que los cuentos nutrían nuestra imaginación. En este libro, la autora levanta un universo propio dominado por una fantasía desbordante, radicado en el continente Acuaria en el que el dios hermafrodita Damago, tan protector como peligroso, se identifica en un inmenso lago donde fluye la vida y la muerte de sus habitantes. En él se desenvuelven sus criaturas con características humanas algunas, mestizas otras, pues extrae condiciones del mundo animal, y también de nueva creación, producto de la inventiva de Carrasco, que habitan en territorios o profundidades lacustres en función de los distintos destinos a cumplir en sus existencias.
La trama argumental sigue las peripecias de Hanna, una joven herborista y sanadora que se verá obligada a iniciar un viaje hacia Tetra, en el sur, huyendo de la violencia de sus conciudadanos, atizada por un innoble competidor, y en busca de su identidad. Porque en Las semillas del Madomus se muestra sin tapujos el bien y el mal en constante lucha, y serán la envidia, el afán de poder, la avaricia, el odio, al igual que el amor, el anhelo de paz y la piedad, los sentimientos que muevan la acción de los personajes. En cualquier lugar está el mal en forma de prostitución, explotación, guerra y belicosidad. Y en cualquier lugar está el bien ya sea como solidaridad, erotismo, amistad, amor y sexo consentido y libre.
Hanna y sus tres amigos están llamados a vivir todo tipo de aventuras: escaparán de los crueles Xiluros, con alguna merma en el grupo, y de las garras de Mama Chica y su pueblo y, tras numerosas penalidades, vencerá sobre la Reina Delys y llevará la anhelada paz a la isla. Contará con la ayuda de su abuela a través del manuscrito “El libro de Gina”, un cuento dentro de otro mayor, cuya lectura inacabada para el lector alimenta la curiosidad, y conocerá a Moira, depositaria de secretos y poderes ocultos.
Los Madomus son unos árboles mágicos, desaparecidos años atrás, habitados por las dreidas, mujeres con la misión de actuar de vehículos de armonía. Recuperar los Madomus y la fuerza de las dreidas constituirá un objetivo esencial.
Las semillas del Madomus pretende entretener y lo consigue con creces. Estimula la fantasía del lector y sus sentidos con pasajes sensuales y escenas eróticas, así como con la descripción de los singulares personajes (Tresojos, Bufo, Elbos, las mujeres ratas rojas, los dioses Tremonte y Terraflor, Martín Sinhuesos) y alimenta el deseo de justicia. Lo hace con un lenguaje rico, con alguna vena poética, siempre claro, conciso y rítmico. En definitiva, un texto que garantiza una lectura placentera y, por ello, muy recomendable.

María García-Lliberós

Reseña publicada en POSDATA, suplemento cultural de LEVANTE-EMV, el viernes 6 de junio de 2014.

viernes, 30 de mayo de 2014

Crónica desde Godella

Rafael Rivera: “en Babas de caracol María García-Lliberós cuenta cómo la dictadura se coló en los hogares y cómo las leyes pueden desestabilizarnos sin darnos cuenta”

La novela en Godella, en el centro Xicaranda.

A pesar del intenso aguacero que cayó durante la tarde del miércoles 28 de mayo en la comarca de L’Horta Nord, los vecinos de Godella llenaron la biblioteca municipal y no quisieron perder la oportunidad de conocer la historia de Babas de Caracol, un libro sobre el que muchos ya habían oído hablar.
Intervino en primer lugar el arquitecto y colaborador de prensa, Rafael Rivera, quien destacó lo extraordinario que supone que una novela consiga ser reeditada, como ha ocurrido con Babas de Caracol, publicada en 2006, agotada durante mucho tiempo y ahora repescada por Plataforma Editorial.
Rivera manifestó que la segunda lectura le había resultado tan gratificante como la primera. “Aunque mi intención era leerla en diagonal para preparar este acto, la historia me volvió a atrapar y la leí por completo”, confesó.
El columnista afirmó que Babas de Caracol es un relato sobre la mujer, pues la protagonista se rebela contra el papel sumiso que le otorga la sociedad y que el otro pilar que sustenta la obra son las leyes y su repercusión en la sociedad y en las familias. “María cuenta cómo la dictadura se cuela en los hogares y cómo las leyes pueden desestabilizarnos sin darnos cuenta”, añadió.
Rafael Rivera remarcó el papel esencial que juega la herencia de Berta, la protagonista, cuyos efectos perduran más allá de su vida. “Se trata de un testamento envenenado mediante el cual va repartiendo afectos y rencores que desembocan en diversos caminos”, apuntó.
Con la lectura del testamento de Berta y el misterioso legado que deja a un célebre escritor arranca la novela que, según María García-Lliberós, supone una puesta en escena potente y visual que coloca al lector ante una intriga inspirada en hechos que le contaron. “En seguida pensé que detrás podría haber una buena historia”. Declaró que detrás de cada persona hay una historia que contar y hacerla novelesca depende de la pericia del escritor y que debemos tener en cuenta que las cosas casi nunca son como parecen.
Posteriormente se abrió un interesante debate sobre la profundidad psicológica de los personajes, la importancia de recuperar la memoria histórica, la situación de la mujer en la sociedad actual y otros aspectos que la novela contempla y se pasó a la firma de ejemplares, comercializados por la Librería Pinazo de Godella cuyos gestores afirmaron la buena acogida entre sus clientes..


Mister Georges (prensa).

Repercusión en los medios de comunicación comarcales:

Rafa Rivera y María García-Lliberós

Aspecto de la sala

Profesoras del colegio del Sagrado Corazón de Godella con la autora



martes, 27 de mayo de 2014

miércoles, 21 de mayo de 2014

Club de lectura en la UNEX (Universidad de la experiencia)

      El pasado jueves 15 de mayo tuve el placer de compartir la sesión del club de lectura promovido por la Universidad de la Experiencia, ubicada en un caserón-palacio en pleno barrio de Velluters de Valencia (C. Balmes, 29). 
       El grupo, de una veintena de personas, dirigido por el profesor de literatura Antonio Aguilar, había seleccionado mi novela Babas de caracol como objeto de estudio. La experiencia fue sumamente interesante, para mí como autora, y para los integrantes del grupo y lectores porque, entre todos, pudimos exprimir el jugo que da de sí la novela. Me presentó Susi Pérez Calot, que fue el contacto, pues la conozco desde hace tiempo y es miembro de este grupo. 
        Desde aquí, gracias a todos, por el rato tan bueno que me proporcionaste y lo mucho que aprendí. 
       Cuelgo unas fotos que hizo mi sombra durante estos días, es decir, Míster Georges.








viernes, 16 de mayo de 2014

Entrevista en LEVANTE-TV, en el programa "Vent de llevant"


La entrevista se hizo el viernes 9 de mayo de 2014 y se emitió ese mismo día a las 21,30 h y el sábado 10 de mayo a las 16,30 h.

La entrevistadora es Verónica March.

Para ver y oír el vídeo pincha aquí, conectarás con la página en Facebook de Babas de caracol donde está colgada.














martes, 13 de mayo de 2014

"El proceso de escritura en la novela", conferencia en Fundació Caixa Carlet el 08.05.2014

María García-Lliberós: “Mi referencia es el mundo en que vivimos, aunque sea para reinventarlo y ponerlo del revés”

La autora impartió una conferencia en Carlet sobre su novela Babas de Caracol.

La escritora valenciana María García-Lliberós pronunció una conferencia en Carlet en la que afirmó que se considera una autora realista que busca su inspiración en la vida. “Mi referencia es el mundo en que vivimos, aunque sea para reinventarlo y ponerlo del revés”, destacó ante un auditorio de alrededor de cien personas.
En la conferencia, titulada “El proceso de escritura en la novela. Un ejemplo: Babas de Caracol”, señaló que la regla de la ficción literaria no es la vedad sino la verosimilitud. “Por eso tienen tanta importancia los detalles, la contextualización espacio-temporal del escenario y la coherencia de los personajes”, añadió.
La escritora expuso su modo de proceder al elaborar una novela. Indicó que redacta una primera versión que fluye de forma torrencial en la que se centra en la trama y el estudio de los personajes y que puede ocuparla más de un año. Al cabo de unos meses, la retoma para depurar el argumento y el lenguaje. “Elimino aspectos innecesarios y trato que quede un estilo sencillo y culto, con vistas a conseguir un relato ameno que atraiga al lector”, aclaró.
El tercer paso, según señaló la autora, es imprimir el texto y leerlo desde la perspectiva distanciada, como si fuera el lector, lo que suele dar lugar a nuevas modificaciones. “Y al final queda lo más complicado, que es publicarla”, expresó en clara referencia a lo difícil que es suscitar el interés de una editorial hoy en día.
Sin embargo, María García-Lliberós desveló que para elaborar su novela Babas de Caracol, objeto de la conferencia, siguió un procedimiento inusual, pues es el resultado de un proceso de investigación en el que la trama y los personajes se fueron configurando a medida que ésta iba dando frutos.
“Así fui diseñando la personalidad de Berta, la protagonista, alejada cada vez más de la persona que la inspiró y transformándola en un personaje terrible, complejo y fascinante que trasciende cualquier localismo”, manifestó la autora.
La particular estructura de esta novela centró parte del discurso de García-Lliberós, pues se trata de “una especie de crónica de la investigación” desarrollada por el otro protagonista, el escritor Pedro Ribera, en quien la autora reconoce proyectar su propio trabajo. “Yo escribo a través de su mirada y extraigo las mismas enseñanzas que él del análisis y reflexión de la vida de Berta que va descubriendo y novelando”, aseveró, al tiempo que apuntó que, por tanto, “la novela contiene a su vez los secretos de su propia escritura”.
Por su parte, el presidente de la Fundación Caixa Carlet, Salvador Tapia, destacó la construcción de los personajes desde la observación y la prosa sencilla y próxima de la escritora como sus principales valores y le agradeció su vínculo literario con Carlet, pues su anterior novela, Lucía o la Fragilidad de las Fuertes, también fue presentada allí.


Mr Goeorges (prensa), 9 de mayo de 2014

Aspecto de la sala de actos

Salvador Tapia y María García-Lliberós



Firmando ejemplares
La conferencia fue difundida en diversos medios comarcales.


En el periódico digital RIBERA EXPRESS

En la página web de RIBERA TELEVISIÓN

lunes, 12 de mayo de 2014

"De la lupa al espejo", artículo de José Miguel Segura en CUADERNOS, suplemento cultural de MEDITERRÁNEO, de Castellón, del 11.05.2014


Para verlo tal como fue publicado pinchar aquí

José Miguel Segura 11/05/2014
Los libros son criaturas monstruosas que, a la condición oportunista del ser humano, añaden una pulsión omnívora que les hace alimentarse de todo: de los vivos, de los muertos y hasta de si mismos. De ahí su poder y de ahí --confío-- su condición irreductible incluso en tiempos como los nuestros en que la transparencia --sobre esta cuestión les propongo ‘La sociedad del cansancio’, ‘La agonía del Ero’s y, sobre todo, ‘La sociedad de la transparencia’, del filósofo surcoreano nacionalizado alemán Byung-Chul Han-- se ha erigido en uno de los actuales y más engañosos imperativos categóricos de la vida pública y de la vida privada. Han sido, desde el siglo XVIII y durante toda la Modernidad gérmenes de rebeldía con los que --mal que bien-- hemos ido avanzando, progresando.
Abolida la idea de progreso y la función de los intelectuales --las vanguardias--, los libros se han integrado en la dinámica de los mercados --o vendes o compras-- y de la rentabilidad. El resultado visible es el “best-seller” --el éxito de ventas--, que se pretende alcanzar de la forma que sea y para lo que todo es lícito. Una de las fórmulas recurrentes en el panorama literario actual es la de las novelas que nos cuentan cómo alguien desarrolla una investigación en pos de un enigma, un secreto --a menudo un personaje o unos hechos históricos desconocidos o silenciados por y desde el poder establecido--. Novelas como ‘El código da Vinci’ o la trilogía ‘Millennium’ son algunas de sus máximas expresiones. Lo malo es que, a fuerza de repetir hasta la saciedad unos mismos elementos narrativos calculados al milímetro, se agotan en si mismas y acaban cansando.
En las antípodas, sin embargo, como manifestaciones de una postmoderna literatura de cordel, en la periferia de los grandes circuitos comerciales, transmitidas de boca a oído entre lectores avezados o casuales, también se da otro tipo de literatura que acaba convenciendo por su contundencia. Autores como Luis Mateo Díez, Jesús Moncada o Víctor del Árbol son buenos ejemplos de ello. O una de las últimas novelas que he tenido el placer de leer, ‘Babas de caracol’, de María García-Lliberós, después de que llegara a mis manos de forma un tanto curiosa.
voz madura
Además de haber descubierto a una escritora de fuste, con una obra tras de si que me he prometido leer, me he dado de bruces con una voz cuajada que tiene cosas que contar y que sabe cómo hacerlo. Presentada--tras un accidentado periplo editorial-- en la presente edición de la Fira del Llibre de Castelló, de ‘Babas de caracol’ quiero subrayar un aspecto que me hace aconsejarla a quienes aún sean capaces de mantener fija la atención leyendo un libro, mirando al “otro”, en estos tiempos en que dicha capacidad está en un declive provocado, interesado y evidente.
La de María García-Lliberós es una novela dentro de otra, es la historia de un escritor de éxito a quien una de sus lectoras --Berta se llama-- encarga en su testamento una investigación y posterior publicación de la biografía de alguien --la propia Berta-- que a lo largo de casi todo el siglo XX ha vivido --sobrevivido-- en un contexto personal, familiar e histórico que la ha ninguneado --la ha convertido en un ser transparente, invisible-- constantemente en su condición de ser humano, mujer, hija, esposa y madre. A través de dicha investigación el narrador irá revelando --haciéndolo visible-- el vacío absoluto en que se convirtió Berta a las puertas de la muerte.
Sin alardes ni complicaciones técnicas innecesarias --echo de menos, tal vez, algún recurso como la elipsis en algunos pasajes--, del mismo modo que el investigador acabará reconociéndose en el objeto de su investigación, el lector se ve atrapado en una historia que resulta difícil dejar de leer porque, en definitiva, esa historia también le habla a él y le habla de él, alcanzando de ese modo --al convertir la lupa del investigador en un espejo en el que reconocerse-- el meollo de toda buena literatura que se precie y que aspire --no a vender millones de ejemplares-- a permanecer en el recuerdo de quienes solemos leer cuando ya a penas se lee. Literatura que en último término se dirige al lector para abrir en él interrogantes y mostrarle sus propios claroscuros, para resistirse a ser todo lo transparentes que se pretende que seamos. Literatura --le pese a quien le pese-- como reducto de libertad en el que podamos reafirmarnos en aquello que en todo ser humano hay de secreto, sombrío u opaco, aquello que en definitiva nos hace gozosamente diferentes y visibles.
¿Han visto ustedes ‘El secreto de sus ojos’, la película del cineasta argentino Juan José Campanella que protagonizó Ricardo Darín? El investigador (el lector) autoinvestigado que halla en el pasado ajeno modelos con los que entenderse a si mismo, desvelar su presente y construir su propio futuro... Por ahí va la cosa, pero en negro sobre blanco. H

domingo, 11 de mayo de 2014

Santiago Fortuño, catedrático de Literatura Española en la Universidad Jaume I, habló de "Babas de Cacacol" en Castellón.

Santiago Fortuño destacó el realismo de la novela, el lenguaje sencillo y dotado de arte, la polifonía y la hondura psicológica de los personajes.

     En la gran carpa que acoge la feria del Libro de Castellón, tuvo lugar, el pasado 6 de mayo, la presentación de la novela Babas de caracol, de María García-Lliberós.
     La introducción la realizó el catedrático de literatura española de la Universidad Jaime I, Santiago Fortuño, quien destacó el realismo de la novela y recalcó la utilización de un lenguaje sencillo “pero dotado de arte”. Durante su intervención, Fortuño elogió el trabajo de documentación de la autora y puso el acento en la “hondura psicológica” que transmite al lector en muchos pasajes, lo que le llevó a calificarla de “novela de tesis”.
     El catedrático no dejó pasar por alto lo que considera un rasgo de esta novela, la polifonía. “La realidad está relatada por distintas voces que ofrecen perspectivas diferentes”, subrayó como aspecto enriquecedor del texto.
     A continuación la autora explicó que, en Babas de Caracol hay dos protagonistas esenciales: Pedro Ribera y Berta Astomi, unidos a través de una “sofisticada disposición testamentaria”.
     El escritor Pedro Ribera recibe un importante legado sometido a la condición de escribir una novela inspirada en la biografía de Berta, una mujer que fue víctima de una calumnia que la llevó a malograr su vida.
    “El relato entrecruza los avatares de ambos de forma que el descubrimiento de la trayectoria de Berta impulsa a Pedro a reconducir su existencia”, manifestó García-Lliberós, quien reveló que la obra mezcla hechos reales transmitidos oralmente, pues todos somos un poco novelistas, con otros ficticios.
     Destacó asimismo, que Babas de Caracol es una novela salpicada de referencias históricas, pues la vida de la protagonista recorre todo el siglo XX español. “El contexto político y social tiene consecuencias relevantes y, en ocasiones, dramáticas para los personajes”, expresó.
    Finalmente, se detuvo en en el capítulo titulado “Sepia con ñoras”, que en palabras suyas, “combina la cocina con la reflexión más intimista, en un pasaje donde la fantasía se manifiesta al cien por cien y el lector se sumerge de pleno en el interior de la protagonista”.

     Babas de Caracol fue originariamente publicada en 2006, pero no pudo imprimirse más de una edición debido al cierre de la empresa editora. Ahora en 2014, Editorial Plataforma le da una segunda oportunidad que, en opinión de la autora, la novela se merece. “Babas de Caracol se agotó completamente en las librerías y ha sido una de las novela más prestada en las bibliotecas, lo que justifica esta reedición ”, asevera.

Míster Georges (prensa), 07.05.2014


Carpa en la Pl. Santa Clara.

Santiago Fortuño y María García-Lliberós



viernes, 2 de mayo de 2014

Rafael Rivera: "Babas de caracol" es un relato sobre la mujer que pone en primer plano, y con exquisita precisión, el papel absurdo que esta sociedad, sus leyes y sus costumbres, le asignan.



POSDATA, suplemento cultural de LEVANTE, del viernes 2 de mayo de 2014

Reseña de Rafael Rivera, sobre la novela "Babas de caracol", 
de María García-Lliberós (Plataforma editorial, 2014)
336 páginas. 19,00 €


























Frases seleccionadas:
     "Una historia que viaja del pasado al presente, que mezcla realidad y ficción, incluso ficción dentro de la ficción".
     "También es un relato sobre el peso de la dictadura. Mientras se suceden los hechos, la realidad política acompaña el relato ofreciendo referencias que permiten entender cada circunstancia, cada detalle".
     "Al final, mezclando argumentos es un relato sobre la familia como algo que no elegimos. La construimos, la apuntalamos, la abandonamos, actuamos sobre ella, pero no la elegimos".
    "Con todo aparece un resultado redondo que mezcla la venganza y el amor, la rabia y las contradicciones, la autoridad y los afectos, todo buscando la hipotética felicidad"
     "María García-Lliberós habla de todo ello con naturalidad, hilvanando una historia coherente, limpia, llena de matices que nos reflejan en el espejo"


martes, 29 de abril de 2014

Fernando Delgado: “La historia que se narra en "Babas de Caracol" nos hace reflexionar sobre la misma condición humana”



El sábado 26 de abril, en la Feria del Libro de Valencia, María García-Lliberós presentó la novela “Babas de Caracol”, acompañada por el también escritor y periodista Fernando Delgado. El Museo de Ciencias Naturales, punto donde desemboca el camino de casetas literarias del parque de Viveros, fue el lugar donde se celebró un acto que suscitó el interés del centenar de personas que llenaron la sala.
Fernando Delgado puso el acento en el trasfondo histórico y social de la novela. “Babas de Caracol es una novela histórica porque el argumento pasa por la historia de igual forma que la historia atraviesa el argumento”, expresó, y destacó el rigor de la autora en el tratamiento de las referencias jurídicas. Delgado dijo que lo que se narra en esta novela seduce porque está trabada de tensiones familiares, rencores y pasiones. “Y todo ello se basta para hacernos reflexionar sobre la misma condición humana”, aseveró. El periodista no perdió la oportunidad de comentar aspectos sobre los personajes de “Babas de Caracol”, en especial sobre Berta, la protagonista. “En pocas novelas me ha seducido tanto un personaje malo”, declaró Fernando Delgado, quien, sin embargo, señaló que la capacidad de rencor de Berta podría encarnar valores buenos y ser legítima. Tras elogiar la complejidad de los personajes, Delgado subrayó que García-Lliberós en esta obra invita página a página a ponernos en el lugar de ellos, “pero sin maniqueísmos”, lo que otorga mayor credibilidad.
Luego llegó el turno de la autora, quién ante un auditorio repleto, reconoció que Pedro Ribera, el escritor que recibe el encargo de escribir la novela inspirada en la vida de Berta, es su “alter ego”. “Yo escudriño la realidad a través de los ojos de Pedro Ribera, quien se da de bruces con una historia que no le deja en paz, como me ocurrió a mí”, manifestó en referencia a la investigación que tuvo que acometer para averiguar los hechos de los que parte esta historia. “A través de una sofisticada disposición testamentaria, Berta pretende reivindicar la verdad de su vida, que fue quebrada por una calumnia”, explicó, al tiempo que apostilló que a pesar de todo Berta pudo haber sido una triunfadora, “pero sufrió los efectos de sus propios actos”. Concluyó reafirmando la importancia que tiene el contexto histórico en esta novela que atraviesa todo el siglo XX, y aseguró que la biografía novelada de Berta habría transcurrido de otra forma en otra época, o en otro país con otras leyes, o si hubiera pertenecido a otra familia.
Al acabar, decenas de lectores se aproximaron a la autora para que firmara sus ejemplares de la novela, cuya reedición, tras años de estar agotada, constituye una noticia en el actual panorama editorial.


Mister Georges (Prensa), 29 abril de 2014.

Intervención de Fernando Delgado

Aspecto de la sala

Fernando Delgado y María García-Lliberós

Firma de ejemplares


Mapa de visitantes


Visitor Map