martes, 21 de abril de 2015

Miércoles 22 de abril en ALICANTE


El programa incluye una entrevista, hacia las 13,45 h en la Cadena SER de Alicante, con el periodista Carlos Arcaya.
De 18 a 20 h estaré en la FERIA DEL LIBRO, en la caseta del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, firmando ejemplares o hablando con lectores.
Y a las 20,15, en la sede del Instituto, impartiré la conferencia.

Esta mañana me han hecho una entrevista en ONDA CERO ALICANTE en un programa de libros, con el crítico literario Manuel Avilés. Se había leído la novela y la ha recomendado con entusiasmo. Gracias.

26.04.2015
 José Luis Ferris me ha enviado algunas fotos de la conferencia.
Gracias a los muchos amigos que acudistéis al instituto Juan Gil Albert, a Toni del Bello y Ana, Efi Giménez, el escritor de Benidorm Pedro Menchén, a los miembros del Club de Lectura "El libro durmiente", y  otras personas que confío se decidieran a leer mi novela. Por lo menos, en el debate, mostraron bastante interés.
Una fotopara el recuerdo:
Con José Luis Ferris, director del IAC Juan Gil Albert

sábado, 18 de abril de 2015

"Abrir en caso de muerte", de Bel Carrasco





CARENA Editors, S.L., 2015.                           

351 páginas.

18,00 € (en papel)


      El libro se inicia con dos citas. La primera de Baltasar Gracián dice no hay venganza como el olvido y casa mal con el desarrollo de la trama; la segunda de Kill Bill la venganza no es un camino recto, sino un bosque donde puedes perderte, es una señal para el lector de lo que viene a continuación.

     Abrir en caso de muerte sigue el modelo de la novela negra americana y su protagonista, el detective privado Samuel Campos, se inspira en Sam Spade, personaje creado por Dashiel Hammet (a Bel Carrasco no le ha importado dejar demasiadas pistas), aunque a mí me recuerda más a Philip Marlowe, de Raymond Chandler, que tiene un fondo sentimental que aviva su vulnerabilidad. En cualquier caso, la acción no se ubica en San Francisco o en Hollywood sino en Valencia, en el corazón del centro histórico, en 1986, cuando en España aún teníamos como moneda la peseta, acabábamos de estrenar una democracia, carecíamos de teléfonos móviles y nos encontrábamos a punto de entrar en la Unión Europea.

     Una mañana calurosa la señorita Sandra Llombart, alta, delgada, elegante, bella y misteriosa, aparece en el destartalado despacho de nuestro protagonista para hacerle un extraño encargo: localizar a las personas –dos hombre y una mujer de las que sólo sabe sus nombres de pila- que aparecen en una foto tomada a principios de los años setenta en una finca de naranjos en Alzara, junto a la madre de Sandra y doña Clotilde la dueña. El motivo confesable: averiguar la verdad sobre la muerte de estas últimas, un asunto que la atormenta y no le permite vivir en paz. Así empieza esta aventura de Samuel Campos a quien, el atractivo de la joven le hace aceptar un caso que le irá llevando por múltiples peligros arrastrando tras de sí un reguero de muertos.

     La trama es compleja, está bien urdida y no deja cabos sueltos. Bel Carrasco sabe concatenar los hechos, recuperar el relato cuando parece que las pesquisas lo han conducido a un callejón sin salida, mantener la tensión del mismo y resolverlo con brillantez aunque recurra, para clarificar los misterios del pasado, al diario de Luisa Soler, madre de Sandra, encontrado de manera demasiado propicia.

    Llama la atención que la autora introduzca un elemento fantástico en un relato de género, un collar único de propiedades extraordinarias, que distorsiona el realismo de la tragedia criminal, al igual que enturbiará la mente de un personaje influenciable.

     Samuel Campos se diferencia de sus colegas americanos en sus rasgos humanos. Tiene amigos, aunque sea un solitario, y carece de cinismo. Y se asemeja en que busca la verdad pero no la justicia. Se desentiende del castigo que merezca el criminal, incluso de ponerlo en manos de la policía, a pesar de la crueldad desplegada, sobre todo si le inspiran sentimientos de afecto.

   
Bel Carrasco
Con esta tercera novela de Bel Carrasco publicadas en el período record de dos años (El relojero de Real y Las semillas del Madomus), de temáticas completamente diferentes, la autora valenciana entra en la minoritaria categoría de escritores todoterrenos.
      María García-Lliberós

Reseña publicada en POSDATA, suplemento cultural de LEVANTE, el viernes 17 de abril de 2015.

martes, 31 de marzo de 2015

"Cruce de caminos", programa de radio de la Universidad Politécnica de Valencia


http://www.upv.es/rtv/radio/cruce-de-caminos/53931

Aquí, en el enlace de referencia, se puede escuchar el programa emitido ayer, 30 de marzo de 2015, dedicado a la literatura. El programa lleva por nombre Cruce de caminos y lo escuchan, sobre todo, estudiantes universitarios, gente joven, lo que es un plus estimulante. Lo dirige Carmen Laínez que me hizo una entrevista en el estudio. A Carmen Jandra, también escritora, se la hizo por teléfono. Acudí preparada para hablar sobre Babas de caracol, pero de ese libro hablé poco pues me encontré recordando mis comienzos literarios, la aventura, por llamarla de alguna manera, que dio origen a La encuestadora, mi primera novela, con la que di el salto de escribir para que otros me leyeran, con la que estaba tomando la decisión de convertirme en escritora. También hablamos de El juego de los espejos y de Equívocos, de mis personajes femeninos y las obsesiones que marcan mi obra. Resultó una conversación muy espontánea y auténtica, porque Carmen Laínez supo crear una atmósfera confortable que propiciaba las confidencias. Se me hizo corta y quedaron muchas cosas en el tintero. Valió la pena.

Carmen Laínez y yo tras la entrevista

viernes, 13 de marzo de 2015

"El libro definitivo de las citas", de Albert Einstein


Compilación y edición a cargo de Alice Calaprice.

Plataforma Editorial, 2014
488 páginas.
25,00 €, en papel.

     De Albert Einstein sabemos que nació en 1879 en Ulm (Alemania) y murió en 1955 en Princeton (EE.UU), vivió por tanto las dos guerras mundiales, que fue un físico que formuló la teoría de la relatividad en 1915 abriendo la puerta a una era de enormes descubrimientos, que ganó el Premio Nobel de Física de 1921, que era judío y agnóstico, pacifista, a pesar de que algunos lo tildan como el padre de la bomba atómica, que renunció a la nacionalidad alemana y acabó haciéndose ciudadano americano y que su imagen de sabio despistado alcanzó una enorme popularidad. Pero sabemos poco de su vertiente como persona, de sus relaciones domésticas y sus opiniones como ciudadano normal. De ahí el interés del texto que les comento.
     El libro definitivo de citas, es el resultado de un trabajo académico arduo, extenso en el tiempo, metódico y meticuloso, llevado a cabo por Alice Calaprice, experta en Einstein y editora en la Universidad de Princeton. Ha expurgado centenares de documentos que aportaran algo sobre el pensamiento y la personalidad de Einstein, desde cartas a amigos o instituciones, entrevistas, artículos y conferencias, extrayendo citas en torno a una pluralidad de temas que ha ido ordenando cuidadosamente, junto con la referencia a la fecha y otras variables que codifican la cita. Nos encontramos ante un libro especial, cuya autoría comparten Einstein y Calaprice, pues esta última, a la que atribuyo honestidad profesional, ha seleccionado las frases más representativas del pensamiento del sabio, lo que supone iluminar unas y descartar otras, para ofrecérnoslas y acercarnos a la parte humana, sencilla, incluso errática de un hombre de enorme talento.
Las citas están agrupadas en 19 temas que aglutinan desde opiniones sobre sí mismo, su familia, la vejez, los niños, la muerte, América y los americanos, Alemania y los alemanes, los judíos, el judaísmo, el sionismo, el pacifismo, la religión, la ciencia y los científicos, la guerra, la bomba, los militares, la raza, y algún otro. Como se ve, temas candentes en la época que le tocó vivir y otros eternos que preocupan al ser humano desde siempre por nuestra incapacidad para encontrar respuestas.
     Einstein fue un judío agnóstico que se sentía “sólo un ser humano, sin ningún aprecio especial por ningún estado o entidad nacional”. Daba un enorme valor a la imaginación y a la curiosidad, tanto o más que al talento. Poseía sentido del humor (“estoy bastante bien, teniendo en cuanta que he sobrevivido con éxito al nazismo y a dos esposas”), conciencia de no haber sido un buen padre (en su biografía hay un paréntesis oscuro respecto a una hija que tuvo antes de casarse y que desapareció de su vida sin dejar huella), y de pertenecer a una especie lamentable que odia más que ama y hace inevitables las guerras. No confiaba en la mente de la mujer científica y de sus comentarios se deduce que en su relación con el sexo opuesto se dejó llevar por los prejuicios. Le repelía la injusticia social. Fue partidario de reconocer el estado palestino.

     El libro definitivo de citas pide una lectura pausada porque en ocasiones genera un debate del lector consigo mismo, las frases provocan, sorprenden o te arrancan una sonrisa. Su lenguaje es sencillo y transmite buena voluntad. Un libro editado con mimo y del que cada cual sacará sus enseñanzas.

Reseña publicada en POSDATA, suplemento cultural de LEVANTE, el 13.03.2015.

miércoles, 11 de marzo de 2015

"El invitado amargo"

Vicente Molina Foix y Luis Cremades.   
Editorial Anagrama, 2014
410 páginas.



     Siendo, tanto Vicente Molina Foix como Luis Cremades, alicantinos, se conocieron en Madrid, en 1981, y vivieron una historia de amor durante casi dos años que recrean en este libro. El planteamiento es ingenioso y arriesgado. Un desafío, treinta años más tarde, éste de escribir, cada uno desde su particular punto de vista, sobre hechos, sentimientos, reflexiones, análisis de lo que supuso la relación más importante en el terreno afectivo y sexual y, al mismo tiempo el mayor fracaso pues, para ambos, una vez rota, siguió planeando sobre sus vidas y la sombra del ser amado y perdido influyendo en sus conductas.
     En 1981 VMF tenía 35 años y LC sólo 19, una pareja desequilibrada en cuanto a la edad y, como consecuencia, en cuanto a experiencia y conocimiento. VMF era, además, un hombre situado en la capital, independiente económicamente, con piso propio, con contactos valiosos en el mundillo literario y editorial, reconocido como poeta, asiduo del círculo del poeta venerado Vicente Aleixandre. LC era un joven provinciano, guapo, inteligente y sensible que estaba por hacer.
      Me ha gustado mucho esta obra por lo que cuentan y por cómo lo cuentan. El peligro de perderse en frivolidades y cotilleos malévolos de los ambientes homosexuales era evidente y lo sortean con elegancia. Ambos poseen una prosa hermosa (la de VMF la conocía y, en cierta forma sigue la senda del libro, excelente, "El abrecartas", la de LC me ha sorprendido), culta y amena. Nos hablan, cada cual a su manera, del amor y la seducción, de las pretensiones de cada uno al ir cuajando su relación, del compañerismo, de las infidelidades y los celos, el invitado amargo, y, sobre todo, del desengaño, el afán de venganza y las mezquindades humanas. Y aquí, precisamente, es cuando el texto se eleva, por la sinceridad que rezuma hasta el punto de redimirlos (sobre todo a VMF) de anteriores golpes bajos.
Me ha interesado mucho cada una de sus páginas. Toda una lección de vida. 

Luis Cremades

Vicente Molina Foix
 


jueves, 26 de febrero de 2015

CONFERENCIA A DOS VOCES



Miércoles, 4 de marzo, 2015, a las 19:00 horas

En librería Bibliomanía
C/Marvá, 9 - 46007 (Valencia) 
(Junto a la Finca Roja)
CONFERENCIA A DOS VOCES:

 Escribir novelas. Dos ejemplos distintos: “Babas de Caracol” y “Yámana, Tierra del Fuego”.

De las autoras valencianas:

María García-Lliberós y Emi Zanón, respectivamente.

  

 














La creatividad, como una de las dimensiones superiores del ser humano, es libre y personal. No se ciñe a normas, esquemas o métodos. El cómo, el dónde y el porqué surge la idea de una novela, y el proceso que su creador lleva a cabo hasta su finalización, es un hecho único, como lo es cada autor.

Si tienes curiosidad como lector o escritor, o ambas cosas, ven a conocer  y escuchar a dos de las voces más interesantes de la narrativa actual valenciana.



¡Te esperamos!
Emi Zanón y María García-Lliberós

info@libreriabibliomania.com 
www.libreriabibliomania.com 
www.facebook.com/LibreriaBibliomania 
Twitter: _Biblio_Mania 
http://instagram.com/libreria_bibliomania          

5 de marzo de 2015
Gracias a los que vinistéis a escucharnos, a los que comprasteis nuestras novelas, a los que nos permitistéis el placer de dedicaroslas. Lo pasamos genial en esa conferencia improvisada a dos voces, espontánea y sincera.
Unas fotos para el recuerdo:



domingo, 18 de enero de 2015

"El impostor", de Javier Cercas



Random House, 2014                      
420 páginas.
22,90 €, en papel.
12,34 €, en ebook.

     El autor define este libro como de novela sin ficción, lo que supondría haber conseguido al cien por cien su objetivo inicial que era la reconstrucción de la vida verdadera de Enric Marco, de principio a fin. Después de leerlo y de conocer la personalidad de Marco que nos ha transmitido Javier Cercas, no creo que nadie pueda afirmarlo con seguridad, ni siquiera Cercas, porque Enric Marco, el protagonista, es pura ficción en sí mismo, un auténtico personaje de novela.
     Enric Marco existe, tiene más de noventa años y vive en Barcelona. Fue el hombre que inventó su biografía. Elaboró una gran mentira sobre sí mismo, mezclada con algunas verdades, sólo así se consigue la verosimilitud, y fue capaz de mantenerla durante décadas. Fue secretario general del sindicato anarquista CNT en Cataluña y en España, miembro de la Junta directiva de la FAPAC (padres de alumnos de Cataluña, mientras sus hijas eran colegialas), presidente de la Amical Mauthausen, asociación de supervivientes de los campos de exterminio nazis y de deportados españoles, y fue condecorado por la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat de Cataluña. Engañó a todos con su historia de heroicidades como soldado republicano en la Guerra Civil, deportado a Alemania, acusado de alta traición por los nazis, prisionero en la cárcel de Kiel y en el campo de Flossenburg, superviviente del mismo, luchador antifranquista y paladín reivindicador de la memoria histórica en España. Urdió su historia de la misma manera que un novelista urde un argumento y con inteligencia, picardía, palabrería, capacidad de convicción y de seducción, mucho trabajo y tenacidad consiguió convertirse en un personaje mediático, en un héroe adorado por los periodistas y el representante genuino de los supervivientes del nazismo hasta que fue desenmascarado en 2005, pues nunca fue un deportado ni estuvo preso en un campo de exterminio nazi.
     El libro gira en torno a la personalidad de Enric Marco, un hombre fascinante, a pesar de su narcisismo exacerbado, y también de otros asuntos que nos atañen a todos. Porque Cercas aprovecha este caso para profundizar en la democracia en España, construida sobre una mentira colectiva o una larga serie de mentiras individuales, pues el pacto sobre el olvido de las víctimas del franquismo constituyó el precio a pagar para un cambio político pacífico. Las mentiras de Marco sobre su pasado las enmarca así en lo que fue la norma en un país en que cada cual maquillaba el suyo con vistas al futuro. Marco llevó su impostura al máximo porque poseía talento y ambición para hacerlo.
      El impostor es una lectura apasionante porque lo es la vida y personalidad de su protagonista. Incluye también la relación entre Cercas y Marco durante el período de escritura y la confesión del propio Cercas sobre sus dudas como autor al abordar el tema, su miedo a reconocerse él mismo como impostor, su papel, que diferencia de la vileza de Truman Capote cuando escribió A sangre fría, y asemeja al de Cervantes, nada menos, al asimilar a Marco con don Quijote, en su delirio impostor y, luego, con Alonso Quijano al enfrentarse a la verdad. Esas páginas, excesivas, desprenden cierto aroma de justificación, como si necesitara aliviar un sentimiento de culpa por darle la puntilla, con el libro, a un hombre al que ha llegado a tomar afecto. Innecesario, a mi juicio, porque el lector acaba admirando a Marco, un liante único, un pícaro genial que a sus 94 años sigue reivindicando los logros obtenidos gracias a su impostura y su trabajo. Jamás se escondió y si bien su mentira fue reprobable y escandalosa, también resultó eficaz y hay que reconocerlo como de los pocos españoles que se partió la cara por la recuperación de la memoria histórica. El juicio de los lectores, gracias a Cercas, será benevolente con este gran maldito en que lo convirtió el escándalo.
     
     María García-Lliberós

      Reseña publicada en POSDATA, suplemento cultural de LEVANTE, el viernes 16 de enero de 2015. Podeis verla pinchando aquí

viernes, 19 de diciembre de 2014

"Parece que cicatriza", de Miguel Sanfelíu.



Editorial Talentura, 2014.              

144 páginas.

12,98 €.

     De Miguel Sanfelíu (Tenerife, 1962) conocía su faceta de cuentista. Recuerdo con gusto Los pequeños placeres (2011), un libro que recoge 21 relatos breves en los que demuestra poseer talento para este género. Ahora nos sorprende, gratamente, con su primera novela, Parece que cicatriza, que toma como protagonista a Roberto Ponce, un joven que aspira a ser escritor porque ha idealizado la vida del escritor pero que se resiste a acometer la tarea de escribir.

     La primera parte de la novela cubre el año de plazo en que este joven soñador se ha impuesto para triunfar como novelista, un dato que muestra su absoluta ignorancia del sector. En ese tiempo se integrará en el ambiente de los bohemios fracasados, con alguna excepción, de los trasnochadores, bebedores, solteros, unidos por esa vocación de convertirse en artistas. Acudirá con asiduidad al tugurio “El cubo de la basura”, conocerá a Sonia de la que se enamorará permitiendo que le saque los cuartos, a Mendoza, un pintor que no llegará lejos, a Eladio, un poeta que conseguirá publicar un libro y a Sonny Hog, un cantante algo descerebrado que alcanzará el éxito. Nos encontramos en la España en la que todavía se pagaba en pesetas. Pero esos contactos no le harán perder su miedo al fracaso.

     Me ha gustado este comienzo y las reflexiones realistas que contiene sobre el oficio de escribir, el buen humor que destila, la frescura de la prosa para transmitirnos la atmósfera intelectual, canalla y nocturna de una ciudad como la nuestra, porque el autor, aunque canario, reside en Valencia desde tiempo y al lector de aquí no le costará identificar ciertos barrios del centro.

     La segunda parte arranca 25 años más tarde, cuando Ponce, padre de familia y oficinista, al ver una entrevista en televisión de Sonny Hog, ídolo de su hija, recuerda el pasado anterior al abandono de su sueño y a la resignación. Regresa al barrio, ahora en decadencia, fantasmagórico, ruinoso. Recupera el contacto con algunas de las personas que fueron importantes para él en aquel año lejano, y reflexiona en cómo las circunstancias cambian a lo largo de la vida. Comprende de golpe que no hará jamás cosas que ansió hacer en su juventud porque se encuentra atrapado en un engranaje que impone sus normas y del que es difícil escapar.

     Una novela intensa que escarba en las heridas que provoca la renuncia a los anhelos, a los autoengaños, incluso, que nos hicieron tan felices. Un texto que muestra el desgaste que produce aceptar la cotidianidad impuesta por una obligación, la de ser padre de familia, que permanece cuando ha muerto la pasión que la creó. Sentimientos muy próximos que, en algún momento de nuestra vida, nos han afectado a todos.

     Una historia sin dobleces y rica en matices, contada con un lenguaje sencillo y una prosa limpia que fluye con gracia.

           Reseña publicada en POSDATA, suplemento cultural de LEVANTE, el 19.12.2014

Mapa de visitantes


Visitor Map